9 de Julio en la LNB

Toda la información sobre el básquet Patriota

Archivos por Etiqueta: gaston luchino

EL PATRIOTA CERRÓ LA SERIE EN MAR DEL PLATA Y LOGRÓ LA PERMANENCIA

Además de convertir 20 puntos, Gastón Luchino brilló en el cuarto final para mantener a “9” en Liga Nacional.

Cobertura: Mariana Isa / Especial para Básquet Blog.

En un partido que supo controlar y manejar con un buen trabajo en conjunto, característica que lo mantuvo entero hasta en los peores momentos, 9 de Julio venció a Quilmes por 82 a 74 y abrochó su permanencia en Liga Nacional. “El Patriota” mostró un excelente primer tiempo y tuvo que pelearla en un complemento parejo que, esta vez, supo definir. Gastón Luchino, sin dudas, fue la figura de la noche con 20 puntos (4 de 5 en triples), 4 rebotes y 4 asistencias.

Desde el inicio, “9”, mostró por qué se iba a encontrar con una victoria de Mar del Plata. Con un Jaz Cowan encendido, sacó una buena ventaja en el primer cuarto y, a falta de 4 minutos para el cierre, el parcial era de 14 a 7 a su favor, con 7 puntos del foráneo. A partir de una ofensiva certera y una defensa férrea, pudo aprovechar los errores del local y escaparse (24-18).

Sin embargo, en el segundo período entró en escena Cedric Moodie para darle un respiro al “Cervecero”. Con 10 tantos en el parcial puso a su equipo a tiro nuevamente, y producto de un triple de Facundo Piñero a falta de un minuto, el marcador quedó igualado en 36, pero Sam Clancy y un bombazo de Luchino devolvieron la ventaja a los cordobeses antes del descanso largo (43-38).

En el regreso al campo de juego, Quilmes hizo ilusionar a su gente, se adelantó en el tanteador en algunos pasajes del cuarto, pero varias pelotas perdidas y la efectividad de Luchino, anotando dos triples más, le dio a 9 de Julio un parcial de 12 a 3 para quedarse con el tercer parcial (63-56).

En los últimos diez minutos, Quilmes intentó, pero tropezó con sus limitaciones, con el nerviosismo y toda la presión que tenía encima. Clarence Matthews y Phillip Mc Hopson empezaron a jugar el partido que se esperaba de ellos, pero no alcanzó. “El Patriota”, con un Clancy dueño de los rebotes en ambos tableros (bajó 8) y autor de 14 puntos, y la efectividad de Luchino y Cowan, estableció una ventaja que varió entre los 7 y 8 puntos para cerrar la serie con autoridad y quedarse en la máxima categoría una temporada más. Para Quilmes quedó el sabor amargo  de un nuevo descenso, el tercero en su historia.

SÍNTESIS

Quilmes (74): Nicolás Ferreyra 10, Phillip Mc Hopson 18, Gregorio Eseverri 2, Axel Weigand 4, Clarence Matthews 20 (FI); Louis Truscott 5, Cedric Moodie 10, Facundo Piñero 5. DT: Roberto Martínez.

9 de Julio (82): Diego Gerbaudo 10, Gastón Luchino 20, Josimar Ayarza 14, Jaz Cowan 14, Sam Clancy 14 (FI); Gastón Torre 2, Emiliano Martina 6, Pablo Orlietti 2. DT: Sebastián González.

Parciales: 18-24; 20-19; 18-20; 18-19.

Árbitros: Alejandro Ramallo, Roberto Smith y Fabricio Vito.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata).

> Foto: Gentileza Demián Schleider / Infoliga.com.ar

Anuncios

EL PATRIOTA, UN PASO MÁS CERCA DE LA PERMANENCIA

La actitud de Gastón Torre para sumar en todos los rubros fue importante para que “el patriota” arranque la serie con el pie derecho.

Poco le importará el bajón y el susto en el final. Poco y nada. Porque consiguió lo que más quería, lo único relevante en una lucha que será para el infarto hasta el último instante: después de derrochar una ventaja de 26 puntos, 9 de Julio se recuperó a tiempo para superar a Quilmes por 82 a 71 y meterse en el bolsillo el primer punto de la serie por la permanencia. Gastón Luchino y Jaz Cowan, con 23 puntos cada uno, fueron las figuras de un encuentro rodeado de color y emoción.

Decidido a hacer pesar la ventaja de campo desde bien temprano, “el Patriota” salió hecho una fiera en los dos costados y tuvo un arranque soñado. Cerca de su aro, apretó y anuló las vías de gol de la visita a partir de dos actuaciones claves: la marca de Clancy sobre Matthews (el pivot apenas anotó 5 en la primera mitad) y la presión asfixiante, al límite, de Luchino sobre Hopson (sólo 4 puntos). A eso se sumó un equipo solidario, que dobló marcajes y no perdió la concentración durante los diez minutos iniciales. En el otro canasto, la efectividad fue apabullante. Cuando atacó estacionado, distribuyó la pelota con precisión (Gerbaudo regaló 12 asistencias) y castigó de tres. Cuando pudo correr la cancha, fue letal y se floreó, principalmente con sus foráneos (totalizaron 43 tantos). Un dato sintetiza ese primer cuarto demoledor: en el último minuto, “Seba” González mandó a la cancha a Reinaudi y Domínguez y los juveniles respondieron con dos robos que desembocaron en contragolpes para sacar dos decenas (31-11).

La misma tónica, aunque con alguna meseta de por medio, continuó en el segundo período. Si bien la eficacia del local no fue la misma, la intensidad defensiva le permitió sostener la ventaja, ante un conjunto marplatense que sólo mostraba el coraje de Eseverri y algunas apariciones de Truscott. Por eso, la diferencia se mantuvo hasta el descanso (42-24).

Apenas regresó del vestuario, “9” amenazó con definir la historia: Luchino y Cowan se combinaron para meter un parcial de 8 a 0, establecer la máxima ventaja (50-24) y dejar al borde del nocaut al “Cervecero”. Incluso, en señal de protesta, algunos de sus hinchas bajaron las banderas y se retiraron del estadio. ¿Todo resuelto? Ni cerca. Luego de tocar fondo, “Beto” Martínez apostó por la garra nacional y le añadió la dupla Truscott-Matthews en ofensiva. Así, fue limando la brecha hasta ponerse en juego al cabo del tercero (61-48).

Sorprendido y sin respuestas frente a la reacción quilmeña, 9 de Julio paralizó los corazones de un público que no había dejado de celebrar lo que, hasta allí, era una demostración de básquet. Eseverri siguió corriendo y anotando (finalizó con 18), Matthews (líder con 19) se volvió imparable y Sciutto, casi borrado en el primer tiempo, ordenó y comandó desde la experiencia la remontada del “tricolor”, que redujo la distancia a seis unidades (71-65, a 3m55s). Pero dos factores lo dejaron sin combustible. Uno, la quinta falta de su pivot extranjero. Otro, la gravísima lesión que obligó a dejar la cancha en camilla a Sciutto (rotura de peroné y ligamento del tobillo derecho). A partir de entonces, los riotercerenses recuperaron la tranquilidad en el marcador y, mediante simples, sellaron el triunfo. El jueves, en el mismo escenario, tendrá lugar la segunda batalla.

9 de Julio (82): Diego Gerbaudo 7, Gastón Luchino 23, Josimar Ayarza 11, Jaz Cowan 23, Sam Clancy 9 (FI); Gastón Torre 4, Emiliano Martina 3, Pablo Orlietti 2, Leandro Masieri 0, Lucio Reinaudi 0, Matías Domínguez 0. DT: Sebastián González.

Quilmes (71): Nicolás Ferreyra 3, Phillip Mc Hopson 4, Cedric Moodie 5, Axel Weigand 0, Clarence Matthews 19 (FI); Gregorio Eseverri 18, Facundo Piñero 5, Louis Truscott 9, Germán Sciutto 8. DT: Roberto Martínez.

Parciales: 31-11; 11-13; 19-24; 21-23.

Árbitros: Pablo Estévez, Diego Rougier y Mario Aluz.

Estadio: José “Gordo” Albert.

> Foto: Ligateunafoto.com

EN EL REGRESO DE GONZÁLEZ, EL PATRIOTA FESTEJÓ Y SERÁ LOCAL EN LA PERMANENCIA

Como ante Libertad, Gastón Luchino fue fundamental con conversiones en los momentos más calientes. (Foto: Ligateunafoto.com / Archivo).

Cumplió el primer objetivo. Dio el primer paso en la durísima lucha por mantenerse en el máximo nivel: en el regreso de Sebastián González, 9 de Julio venció a Sionista por 74 a 69 y se aseguró la localía para los inevitables playoffs por la permanencia. Una defensa con el sello del flamante entrenador –que fue ovacionado por el público- le permitió imponerse en un juego plagado de errores por parte de ambos conjuntos. Jaz Cowan, goleador con 17 puntos, junto a Diego Gerbaudo y Gastón Luchino, fundamentales en la definición, fueron los líderes del recuperado “patriota”.

Desde muy temprano, quedó claro que el partido no sería de alto vuelo. Tal vez por la humedad reinante, las imprecisiones y la bajísima efectividad se convirtieron en una constante. Por eso, comprendiendo que el sentido estético del juego debería quedar para otra ocasión, los equipos se calzaron el overol y, pese al bajo nivel, el desarrollo ganó en intensidad y emociones. En ese contexto, “9” se dedicó a defender con uñas y dientes en el período inicial y apoyó sus ofensivas en el trío de foráneos, que sumaron 16 puntos para escaparse por primera ocasión (19-14). En el segundo, los ingresos de Cequeira, Ferrini, Vay y Sandes le dieron otra dinámica a la visita. El aporte desde el banco no sólo se hizo sentir en ofensiva (en un ratito, apostando al juego interior, sumó 12 puntos), sino que también, alternando defensa zonal y personal, permitió clausurar su canasto (el local lanzó, hasta allí, apenas 1-12 en triples). Como consecuencia, la cuestión se emparejó y la paridad al llegar al ecuador del encuentro era total (32-32).

En el complemento, los vaivenes de la primera mitad se profundizaron. A partir de los bombazos de Hure (goleador, al igual que Cowan, con 17), Sionista metió una ráfaga de 7 a 0 y sacó su máxima diferencia (39-32). Ahí nomás, contestó Luchino con un triple y una penetración, aunque nuevamente “el cabrito” (10 en el tercer cuarto) castigó desde lejos y mantuvo la distancia (48-43). En ese momento -sin dudas el de mayor incertidumbre- 9 de Julio encontró dos soluciones. Por un lado, los rebotes ofensivos de Clancy (5 de sus 10 en ataque) le dieron segundas oportunidades bien aprovechadas por Torre y Martina para afinar la puntería de tres y afrontar el segmento decisivo abajo por la mínima (52-51). Por el otro, la apuesta de González para contener a Hure (Martina, de tres, defendiendo al alero) comenzó a funcionar y dejó a los de Paraná sin más alternativas que Sandes o Cequeira. Anulada la principal vía de gol, “9” forzó pérdidas y malos tiros y, por fin, logró quebrar la paridad (a 2m50s, igualaban en 63). Un triplazo de Luchino (finalizó con 15 tantos), la magia de Gerbaudo (8 de sus 13 en el último cuarto) y la determinación de Cowan permitieron concretar un sprint final de 11 a 6 que le dio al “patriota” la victoria y la relevante ventaja de campo en los playoffs por la permanencia.

¿Quilmes o San Martín? El próximo martes, en la última jornada de la segunda fase, San Martín de Corrientes llegará a Río Tercero buscando un triunfo que le permita salir del último puesto, alternativa posible sólo si Quilmes cae con Peñarol. Teniendo en cuenta que los correntinos se reforzaron de gran manera (a Yack Michael Martínez se sumó Leandro García Morales) y levantaron su nivel (vencieron al líder Obras 75-73), “9” no podrá relajarse: si gana, su rival en la permanencia será el conjunto marplatense, a priori menos peligroso.

SÍNTESIS

9 de Julio (74): Diego Gerbaudo 13, Gastón Luchino 15, Josimar Ayarza 14, Jaz Cowan 17, Sam Clancy 4 (FI); Gastón Torre 5, Pablo Orlietti 0, Emiliano Martina 6, Leandro Masieri 0, Lucio Reinaudi 0, Matías Domínguez 0. DT: Sebastián González.

Sionista (69): Ramiro Iglesias 0, Johwen Villegas 9, Daniel Hure 17, Hakeem Rollins 8, Alejandro Zilli 4 (FI); Federico Ferrini 7, Matías Sandes 12, Luis Cequeria 10, Fabricio Vay 2, Pablo Pérez 0. DT: Sebastián Svletiza.

Parciales: 19-14; 13-18; 19-20; 23-17.

Árbitros: Roberto Smith y Leonardo Mendoza.

Estadio: José “Gordo” Albert (Río Tercero).

ANTES DE LA ASUNCIÓN DE “SEBA” GONZÁLEZ, 9 DE JULIO DIO UN BATACAZO ANTE LIBERTAD

Garra, defensa y gol. Gastón Luchino, “el matador de Río Cuarto”, fue el goleador del “Patriota” con 21 puntos. (Foto: Ligateunafoto.com) 

Venía a los tumbos, golpeado, arrastrando varios sinsabores y tratando de sobrellevar la polémica salida del entrenador Daniel “Zeta” Rodríguez. Pero se levantó de golpe. ¡Y de qué manera! Un día antes de la asunción de Sebastián González como nuevo DT, 9 de Julio salió de pobre y mostró sus garras con un triunfazo en Sunchales ante el local Libertad, al que derrotó claramente 90-61, para tomar un poco de aire y encarar con otro ánimo las dos últimas fechas de la fase regular.

9lnb no pudo seguir el partido. Para leer el comentario completo en Básquet Blog, hacé clic acá.

ATENAS SE TOMÓ REVANCHA Y VENCIÓ A “9”

Esta vez, no hubo hazaña del “patriota” en el “Poli” Carlos Cerutti. // Foto: Ligateunafoto.com / Archivo

Estaba claro que no sería un partido más para ninguno de los dos equipos cordobeses de la LNB. Y no precisamente por ser considerado un “clásico”. La realidad es que ambos equipos llegaban realmente urgidos por una victoria y sólo uno podría respirar aliviado tras los 40 minutos de juego. Después de la desgastante participación en la Liga Sudamericana y dos duras derrotas por Liga, Atenas afrontaba este juego con la confianza un tanto tambaleante. Por su parte, el momento del “9” no era mucho mejor: a la seguidilla de derrotas y el apremio por sumar para escaparle al descenso, se le sumó la terrible noticia de la lesión que dejó afuera por el resto de la temporada a su capitán Martín Melo…

Para leer el comentario completo de Diego García para BásquetBlog, hacé clic acá.

EL “PATRIOTA” ESTÁ RECUPERADO: VENCIÓ A OLÍMPICO Y SALIÓ DEL FONDO

Agradeciendo el apoyo del público, Jaz Cowan recorrió toda la cancha chocando sus manos con los hinchas.

Se va pareciendo más y más. En cada partido, recupera aquellos aspectos que lo mantuvieron en el primer nivel en su temporada debut. Esas características innatas que le dan de comer: defensa, presión, garra y el aliento atronador de su público. Las mismas que había perdido en el inicio de esta campaña. Pero, sobre todas las cosas, “recuperó” algo que lo acompañó en sus primeros triunfos en Liga Nacional: el sufrimiento previo a cada celebración. Así, con el corazón en la boca hasta la última pelota, 9 de Julio completó un fin de semana perfecto y venció a Olímpico de La Banda por 73 a 72.

Precisamente, la defensa con el sello del “Zurdo” Miravet, que hace apenas unos meses le brindaba muchísimas alegrías al público riotercerense, esta vez le provocó jaqueca. Luego de algún sobresalto (parcial 10-3 inicial en contra), los santiagueños se acomodaron y, presionando con intensidad en todo el campo, anularon cada vía de gol del local. Encima, la sequía “patriota” tuvo su contraste en el otro aro: lanzando con mucha efectividad (6/11 en triples hasta el entretiempo), Olímpico se fue escapando hasta sacar la máxima distancia antes de marchar a los vestuarios (29-41).

Al regreso, un doble de John De Groat (goleador con 23 puntos) marcó la diferencia más holgada de la noche, aunque también el punto de inflexión. A partir de ese 29-43 parcial, 9 de Julio se despertó. Desde quién sabe dónde –quizá, del apoyo de su gente- el “patriota” renació cargado de energía. Se convirtió en un aluvión incontenible. Encabezado por Josimar Ayarza (20 puntos y 9 rebotes) y Jaz Cowan (15 y 11), más el aporte defensivo del refuerzo Kenyon Gamble, metió un parcial de ¡19-6! para volver al partido (55-56).

En el tiempo restante, todo fue tensión. Los dos equipos, con estrategias casi calcadas, se dieron “palo y palo” hasta el final (a 2m21s, igualaban en 68). Nada parecía capaz de romper la paridad. Nada, excepto el talento de Diego Gerbaudo y la determinación de Gastón Luchino. El primero, convirtió una “delicia” para sacar un doble de distancia. Y el otro, calibró su cañón y sacudió un bombazo tremendo sobre la chicharra de posesión que rompió la igualdad en mil pedazos (73-69, a 9s7/10). Entonces, tras un triple del incansable De Groat en la última pelota, se desató la fiesta en Río Tercero. Motivos sobraban: pese a jugar con los corazones de sus fanáticos, el “patriota” riotercerense cerró un fin de semana perfecto. Y con una yapa: con el doblete de victorias, salió de los puestos de descenso por primera vez en la temporada.

SÍNTESIS

9 de Julio (73): Gastón Torre 2, Martín Melo 10, Josimar Ayarza 20, Jaz Cowan 15, Pablo Orlietti 2 (FI); Kenyon Gamble 4, Gastón Luchino 8, Emiliano Martina 0, Diego Gerbaudo 12. DT: Daniel Rodríguez.

Ciclista Olímpico (72): Matías Ibarra 3, Denham Brown 12, Fernando Malara 5, John De Groat 23, Jaime Lloreda 3 (FI); Jonatan Machuca 5, Cristian Romero 14, Eduardo Villares 5, Marco Diez, Cristian Amucucci 2. DT: Gustavo Miravet.

Parciales: 20-21; 9-20; 26-15; 18-16.

Árbitros: Juan Fernández y Mario Aluz.

Estadio: José “Gordo” Albert (Río Tercero).

> Foto: Darío Carballo / Ligateunafoto.com